San Genaro: Adopción de Pauli, un largo proceso con final feliz

SGG 03 Mar, 2019 Destacadas, Locales

casa_niña

Este jueves, Paulina, de 15 años, tras permanecer ocho institucionalizada, viajó a Rafaela para reencontrarse y quedarse definitivamente con su mamá adoptiva. Desde la Casa de la Niña de San Genaro, explicaron el arduo proceso de adopción que finalmente, contó con un emocionante final y el inicio de una nueva vida para la adolescente.

El equipo interdisciplinario con la participación de diversos profesionales, fue vital para que Paulina y Paula pudieron formar su familia luego de largos meses de vinculaciones y trámites burocráticos.

Federico Arnoldi, psicólogo de la entidad sangenarina, acompañó a Pauli en el proceso y contó su experiencia en Info Más: “Hubo mucho trabajo detrás para poder ser completado de manera óptima. El proceso comenzó cuando ella, siendo una adolescente, manifestó la idea de ser adoptada”.

La Ley 26.061 que garantiza él derecho a las niñas, niños y adolescente a ser escuchados y tomados en cuenta fue el eje fundamental para encarar la tarea. “Su deseo fue tenido en cuenta, pero no fue sencillo. Cierto día se comunicaron con nosotros desde el RUAGA (Registro Único de Aspirantes con Fines Adoptivos) para avisar que había una posible mamá para Paulina. La noticia impactó mucho en el hogar”, expresó.

Pauli conoció la noticia:

En cuanto al momento de contarle a la adolescente sobre la posible adopción, Federico aseguró que fue muy conmovedor, no sólo para la niña sino también para todo el hogar. “Cuando llega una noticia de estas se produce como un efecto dominó, empieza la pregunta de otras nenas ¿Por qué a mi no? cuando una noticia así irrumpe en una institución también tenemos un trabajo con todas las demás niñas”.

“Cuando le dijimos a Paulina se puso muy feliz, lo deseaba hace mucho tiempo, después llegó el momento de empezar a ver con qué metodología se llevaba a cabo la de arrancar con este proceso y empezamos a planear con todo el equipo de qué modo intervenir”, detalló.

El primer contacto con su mamá:

Con el equipo que pertenece a la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, se inició con las vinculaciones progresivas semanales donde Paulina se reunía con su posible mamá adoptiva en Santa Fe.

“Yo la acompañé a la primera vinculación donde Paulina no sólo iba a conocer a Paula sino también teníamos una audiencia con el juez para evaluar la adopción. Los días anteriores al viaje estuvimos todos muy ansiosos, sobre todo Paulina preguntando todo el tiempo quién era, a qué se dedicaba, cómo era su familia.- Agregó-. fue un trabajo artesanal de poder reducir estos estados de ansiedad que estaban desbordados. Así fue que llegamos a Santa Fe, tuvimos la audiencia con el juez y ambas se conocieron”.

Sobre ese primer encuentro y los días posteriores, el psicólogo expresó:

“Fue muy conmovedor ver como bajaron la escalera juntas, abrazadas. Tuvieron un rato para charlar a solas, conocerse y después llegó el viaje de regreso donde era preguntas, tras preguntas. Quería saber cuando se iba a ir con ella, las preguntas no tenían una respuesta inmediata. Empezaron a darse vinculaciones progresivas hasta llegar a lo que hoy es la guarda preadoptiva”, manifestó.

En cuando a las adopciones en si, explicó que el proceso no es nada sencillo y que hay cuestiones burocráticas de por medio, con plazos largos, vincuculaciones, guardas preadoptivas donde transcurren seis meses con la familia adoptiva y en base a cómo se va produciendo la convivencia se determina la adopción definitiva.

Agradecimientos:

Para cerrar, Fernando agradeció no sólo al equipo de la Casa de la Niña sino también a toda la comunidad por cada aporte y a todas las personas que trabajan a diario con las chicas. “Tenemos la tarea de planificar el mejor modo de llevar adelante muchas de las intervenciones que se tienen que hacer”.

Casa de la Niña:

La Casa de la Niña es una institución de alojamiento transitorio para niñas y adolescentes. Su tarea es contener, acompañar, escuchar y poder construir o reconstruir la historia de vida de cada niña y adolescente.

A partir de esa noticia, desde la institución indicaron que es necesario aclarar que aquellos que están interesados en adoptar a un niño, niña o adolescente deben dirigirse al Registro único provincial de aspirantes a guarda con fines adoptivos.

“No saben cuánto espere a mi mamá” dijo Pauli, “esta frase nos conmueve y nos hace pensar la importancia un otro que busque, cuide, acompañe y ame a una niña, y lo que nos deja de enseñanza es la posibilidad de pensar a la maternidad como una construcción social y no como un instinto natural que la fisiología otorga.

“No queda duda que seguiremos en contacto con Pauli y se comprometió a volver el 16 de marzo en la jornada “casa abierta” donde podremos disfrutar de sus canciones”, expresaron felices desde la entidad que brinda contención, valores, amor y desde donde lograron que una adolescente tenga un hogar para toda la vida.

Fuente: InfoMas

Related Posts


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/sangenar/public_html/web/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

Los comentarios están cerrados.